La Visa T es un tipo de alivio humanitario de inmigración que permite a los sobrevivientes de la trata de personas y sus familiares inmediatos permanecer y trabajar temporalmente en los Estados Unidos. La Visa T también crea un camino hacia la Green Card o Residencia Permanente.

A continuación, presentamos dos historias de situaciones reales* que vivieron nuestros clientes, que hoy en día ya han podido acceder a este beneficio migratorio. Esto le puede dar una idea de las circunstancias en las que se puede acceder a una Visa T.

 

El contrabando se convirtió en trata

coyotaje-Visa-T

Roberto quería venir a los Estados Unidos y contrató a un coyote en México para que lo llevara al otro lado de la frontera. El coyote organizó a Roberto para viajar con un grupo de otras 5 personas. Cuando se disponían a partir, el coyote obligó a Roberto a llevar una mochila pesada. Roberto no quería hacer esto, porque tenía miedo de lo que había en la mochila, pero el coyote y los otros dos hombres que lo ayudaban llevaban armas y amenazaron con que si alguien desobedecía sus reglas, lo golpearían y lo dejarían en el desierto. El grupo caminó por el desierto, Roberto cargando la mochila. Cuando llegaron a los EE. UU., Roberto fue llevado a una casa con unas 30 personas más. Los coyotes le quitaron la ropa y todas sus pertenencias y lo obligaron a quedarse en ropa interior. Los coyotes lo hicieron llamar a sus familiares para exigir más dinero por los coyotes. Roberto estuvo en esta casa durante unas 3 semanas antes de ser liberado. Mientras estaba en la casa, tenía que cocinar y limpiar los baños para todos en la casa, incluidos los coyotes.

 

Tráfico sexual comercial

tráfico-sexual-Visa-T

Diana fue amenazada por un pandillero en Honduras, y Diana necesitaba escapar a los EE. UU. por su seguridad. Ella y su familia no tenían dinero para pagar su viaje, pero un amigo de la familia, Luis, se ofreció a ayudar. Él pagó y arregló el viaje de Diana a los EE. UU. Una vez que llegó a los EE. UU., la llevaron con Luis y él le aseguró que estaba a salvo. Le compró algo de ropa y una comida, y luego la llevó a un hotel donde dijo que pasarían la noche. Luis le dijo a Diana que se duchara, y ella salió de la ducha, Luis la obligó a tener sexo con él. Dijo que ella le debía por traerla a los EE. UU. Luis amenazó con dañar a la familia de Diana si ella no se sometía. También amenazó con matar a su familia si alguna vez le contaba a alguien lo sucedido. Al día siguiente, Luis la subió a un autobús a Nueva York, donde vivía su tía. Diana trató de olvidar lo que pasó, pero luchó por mantener el secreto para sí misma. Sabía que si le decía a su familia o intentaba denunciar lo que le pasó, Luis mataría a su familia. Luis visitaba con frecuencia a su familia en Honduras y todavía estaba cobrando la deuda que le tenían por traer a Diana a los EE. UU. Ella nunca le dijo a nadie hasta que se reunió con un abogado de inmigración, 14 años después.

*Considere que estos patrones de hechos son historias reales de clientes que han tenido éxito en la obtención de subvenciones de visa T en Eagan Immigration. Tenga en cuenta que todos los casos son diferentes y si tiene un escenario similar, Eagan Immigration no garantiza la aprobación o un resultado similar. También considere que la identidad de nuestros clientes y otra información confidencial se han cambiado por su privacidad y seguridad.

¿Conoce a alguien que haya pasado por una situación similar? ¡Nosotros podemos ayudarle!

Somos especialistas en resolver casos complicados de Inmigración. Si quiere arreglar papeles para obtener permiso de trabajo, permiso de viaje o residencia, llámenos al 202-709-6439 o deje sus datos en el siguiente formulario para agendar una consulta y calificar su caso.

Deje sus datos y nosotros lo contactaremos para agendar una consulta.

Seleccione el día que prefiera que le llamemos para agendar su consulta.

Seleccione el rango de horario en el que prefiera que le llamemos para agendar su consulta.

Un miembro de nuestro equipo le llamará en el día y rango de horario elegido. Esta llamada solo tendrá una duración de 10-15 minutos y NO CONSTITUYE UNA CONSULTA LEGAL. El fin de la misma es agendar día y horario para una consulta con un especialista.